Introducción:

Tiempo atrás, hace unos cuantos años salieron al mercado retail destinados para notebooks principalmente los nuevos discos que revolucionarían las computadoras, quitando así el cuello de botella que se generaba entre la potencia del sistema con el disco donde se almacenaba la información, las unidades de estado sólido o SSD por sus siglas en ingles Solid State Drive.

Estos discos al salir al mercado fueron de formato 2.5 pulgadas, reemplazando así a los discos de notebooks de dicho formato de forma pero con la ventaja de un menor consumo lo que haría durar más las baterías, menor calor generado ya que era una unidad flash y no un motor con platos y púas girando, por ende menor ruido también y principalmente velocidad, velocidades impensadas hasta ese momento con discos duros mecánicos.

Utilizaban la interfaz sata al igual que los discos mecánicos pero aprovechaban todo el ancho de banda, llegando así a tener velocidades de transferencias de hasta 600mb/s en lectura y escritura hasta que llego el día en que dicho ancho de banda se quedó corto por el saturamiento de la interfaz sata y hubo que buscarle un sustituto.

Este sustituto fue NVMe, una interfaz que no trabajaría a través de una interfaz Sata sino por medio del bus PCIe obteniendo de ella velocidades de hasta 3500mb/s, es decir casi 6 veces superior al ancho de banda que ofrecía Sata.

Así fue que nacieron los nuevos SSD que utilizaban la interfaz NVMe y cambiarían su formato, pasando así al M.2, un formato mucho más pequeño pero mucho más potente.

Teniendo estos ingredientes por así decirlo fue que los fabricantes comenzaron a lanzar sus unidades, arrancando por Intel con sus correspondientes unidades y seguidos por los demás, entre ellos Samsung que al día de hoy cuenta con su línea tope de gama, los 960 Pro, entre los cuales se encuentra la versión de 512gb y la cual será la que analizaremos hoy.

Unboxing.

La unidad llega a nuestras manos dentro de una caja pequeña color rojo y negro característica de la línea Pro de unidades SSD a diferencia de la línea EVO que viene color naranja y negro.

El frente de la caja deja ver una fotografía de la unidad, el logo de la marca, el modelo de la unidad junto con su indicación de que formato m.2, interfaz NVMe y en la parte superior derecha una etiqueta indica su capacidad, 512gb en este caso.

 

La parte trasera de la caja cuenta con el mismo logo que en el frente de la marca, el modelo del disco con su correspondiente interfaz, un texto en varios idiomas donde nos indica que para obtener más detalles de la garantía del producto e información del mismo debemos dirigirnos a la web de Samsung, códigos de barra con códigos de identificación y modelo del producto exacto y finalmente logos de las certificaciones y estándares con que el disco cumple acompañado de 5 años de garantía que ofrece la marca al usuario por el producto.

Los laterales del disco son muy simples, color negro como el resto de la caja indicando en uno el modelo del disco con su correspondiente formato mientras que el otro cuenta con una etiqueta que lleva inscripto el número de serie del producto, modelo exacto, capacidad, origen y fecha de fabricación.

Al abrir la caja nos encontramos con un contenedor plástico con forma de cuna donde lo primero que vemos es la guía rápida de instalación y los términos y condiciones con que cuenta el producto.

Al retirar el manual y guía rápida de instalación finalmente tenemos la unidad SSD en todo su esplendor.

Nuestro disco al retirarlo, en su parte frontal presenta una etiqueta que ocupa casi toda la superficie de la cara donde podemos observar el modelo del disco, interfaz y formato, su capacidad, numero de parte, número de serie y modelo exacto, y el voltaje de trabajo.

Como podemos ver, en lo que sería el lado izquierdo del disco en la fotografía posee una pequeña mueca ovalada la cual es donde se afirma el tornillo de sujeción del disco al ser instalado en el motherboard, mientras que el lado derecho es el conector m.2 con su ranura para que pueda ser colocado en una sola posición.

El lado de atrás del disco también cuenta con una etiqueta no tan grande como la del frontal pero que si lo cubre bastante, un 60% aproximadamente en la cual lleva las inscripciones que indican su origen, su fabricante, indicación de que es delicado y puede ser dañado por cargas electrostáticas y finalmente logos de certificaciones y estándares con que cuenta y cumple el disco junto con el símbolo de frágil.

Plataforma de pruebas:

El equipo de pruebas que hemos utilizado para realizar las pruebas ha sido el siguiente:

– Micro: Intel Core i5 7400
– Mother: MSI z270 Gaming Pro Carbon
– Memoria: Kingston Hyper X Fury 8gb 2400mhz
– Fuente: Seasonic M12II 620w
– Windows 10 Pro x64
– SSD Western Digital Green 120gb Sata 2.5”
* Todas las pruebas se realizaron con una instalación con los correspondientes drivers del mother, utilizando gráficos integrados del procesador.

Pruebas y test:

Benchmarks Sintéticos

Comenzamos con el conocido software de testeo y benchmark de discos rígidos, el HD Tune Pro el cual nos arroja unos resultados muy buenos de 1700mb/s máximo y 1695mb/s de promedio junto con un tiempo de acceso de 0.021 milisegundos, valor muy bajo respecto de un sólido Sata.

Continuando tenemos el AS SSD que pone a prueba el disco tanto en escritura como en lectura bajo distintas pruebas como lo son la escritura o lectura secuencial, 4k y access time o tiempo de acceso, finalizando con un puntaje promedio basado en los resultados de todas las pruebas que realiza.

Como observados los resultados que arroja son realmente asombrosos acostumbrados a valores rondantes a los 500mb/s a 600mb/s de los discos sata principalmente en modo secuencial.

El access time o tiempo de acceso también es realmente bajo respecto de los 0.10 milisegundos que nos ofrecen los discos SSD sata.

Pero no debemos olvidar a pesar de los tan buenos resultados que esto no deja de ser un benchmark sintético por lo que el AS SSD también incluye consigo un modo de copia mucho más real respecto al uso que se le puede dar en el día a día probando el disco bajo copia de una imagen de disco ISO, un programa y un juego, o lo que es equivalente a archivos comprensibles e incompresibles como lo es la imagen ISO.

En todas las situaciones nuestro 960 Pro 512gb sale muy bien parado con velocidades muy buenas.

Luego tenemos el CrystalDiskMark que es similar al AS SSD que ejecutamos antes pero evaluando más en detalle el comportamiento de los discos bajo varios escenarios de escritura tanto secuencial como en 4k.

A pesar de ser mas exhaustivo y detallista este benchmark el disco no deja de darnos unos excelentes resultados, rondantes a los valores en bruto que anuncia Samsung que el disco puede llegar a alcanzar, superando la barrera de los 3500mb/s incluso en lectura secuencial y más de 2100mb/s en escritura secuencial

Concluyendo ya con los benchmarks sintéticos tenemos el Anvils Storage Utilities el cual pone a prueba el disco en distintas pruebas muy similares o iguales a las que se lo sometió anteriormente en el resto de benchmarks y dándonos un resultado global y promedio de todas las pruebas que realiza.

Como podemos observar el puntaje final es de casi 12000 puntos, arrojándonos en detalle los valores de cada prueba y las cuales son similares a los resultados obtenidos en otros benchmarks por lo que podríamos decir tranquilamente que el disco se comporta de una manera uniforme en todos y no hay duda de que esos resultados son los correctos y son excelentes obviamente.

Pruebas reales de uso:

A pesar de que los resultados en pruebas sintéticas son muy buenos no todo es color de rosa hasta que no se pone a prueba el disco bajo situaciones reales de uso normal y de día a día como por ejemplo el copiado de archivos desde el disco a otra unidad, de otra unidad hacia el disco y desde el disco a otra parte del mismo disco.

Comenzamos copiando una imagen iso de 52gb desde el disco SSD Western Digital Green 120gb al Samsung 960 Nvme obteniendo una velocidad de 463mb/s.

Luego tenemos la prueba opuesta, es decir la misma imagen ISO desde nuestro Samsung 960 Nvme al SSD Western Digital Green 120gb donde vemos un valor de 78mb/s lo cual es bajo pero es debido al cuello de botella que hace la velocidad de escritura del Western Digital por ser un disco de interfaz Sata.

Finalmente tenemos un resultado de 452mb/s realizando una copia desde el mismo disco Samsung 960 Nvme a sí mismo, es decir una copia dentro del mismo disco.

Como observamos la velocidad que se obtuvo en la primer prueba real respecto de la ultima es muy poca y esto es debido a que estamos trabajando con un archivo de formato ISO el cual es un archivo incomprensible por lo que al copiarlo no es posible comprimirlo y hace que la velocidad no varíe mucho.

Software Samsung Magician:

Si ingresamos a la página web de Samsung en apartado de soporte de nuestro disco sólido, el fabricante nos pone a disponibilidad del usuario el Samsung Magician, un software de mantenimiento y optimización muy intuitivo para mantener el disco en perfectas condiciones.

Una vez instalado el Software al abrirlo nos encontramos con información una interfaz muy simple pero a la vez muy funcional donde a simple vista ya podemos observar el estado de nuestra unidad de estado sólido, versión del firmware instalada en el mismo, la interfaz bajo la que está trabajando, el tipo de driver instalado, si está activado Trim y el modo Rapid el cual no es soportado por nuestro disco, la capacidad total del mismo y su espacio ocupado y libre.

Además en la parte baja contamos con distintas pestañas donde accederemos a distintos apartados para nuestro disco como compatibilidad del sistema, un benchmark para evaluar la performance del disco, un modo de optimización para el sistema operativo, over provisioning, secure erase y data security que explicaremos a continuación de que se trata.

El primer apartado que analizaremos será Performance Benchmark donde el software realiza una prueba de rendimiento al disco bajo lectura y escritura secuencial y aleatoria a fin de obtener parámetros de rendimiento del mismo y corroborar cuando lo deseemos que funcione correctamente.

Performance optimization nos permite con un solo click realizar una optimización del sistema operativo para evitar la degradación del disco y una pérdida de rendimiento o lentitud en el sistema junto con la verificación de que Trim este activado también.

Over Provisioning nos permite reservar una parte de espacio en el disco solido sin utilizar que por recomendación del fabricante es un 10% de la capacidad total del mismo ya que los discos sólidos cuando están totalmente llenos pierden su rendimiento sustancialmente.

 

Secure erase realiza un formateo del disco borrando completamente y vaciando los sectores del  disco para que de esa forma se recupere totalmente la velocidad y el rendimiento junto con la seguridad de que al estar totalmente vacíos los sectores no podrá ser posible en ningún momento recuperar a través de ningún software la información que haya sido escrita en el mismo en algún momento.

Finalmente Data Security es el apartado de seguridad que nos ofrece Samsung a través de su software para que protejamos nuestros datos en caso de precisarlo a través de 3 clases de funciones en las cuales se configura una clave en el bios de nuestro equipo siempre y cuando el motherboard lo soporte o 2 tipos de encriptación para la información contenida en nuestro disco con 2 distintos modos como lo son TCG Opal que es el soportado por este disco en nuestro caso.

Conclusión:

Luego de todas estas pruebas y testeos podemos decir que estamos ante uno de los mejores sino el rey de los discos SSD que nos ofrece Samsung el cual tiene unas tasas de transferencia y unas velocidades increíbles, más aun si estamos acostumbrados a trabajar con los SSD Sata que veníamos manejando hasta el momento.

La tecnología NVMe que trabaja a través del bus PCIe tiene una funcionalidad excelente, realmente ha sido el salto que se necesitaba al saturarse el Sata y fue sin dudas el salto de performance que se esperaba y necesitaba para la nueva generación de discos sólidos.

La única contra que le podemos encontrar a este disco a mi parecer es el precio respecto de los que estamos acostumbrados en otras unidades SSD que ya de por si era alto comparado con un disco mecánico pero en este caso es aún más alto y puede costar dar el salto pero para alguien

que maneja grandes archivos todo el tiempo y desea reducir aún más los tiempos de carga y copiado de los que se tiene con un disco solido sata vale la pena el gasto.

Además algo que cabe destacar y reconocer es el buen trabajo que hizo Samsung con este disco al bajar mucho la temperatura de trabajo del mismo y así evitar genere Thermal Trolling o lo que es lo mismo una baja de rendimiento debido al sobrecalentamiento del disco para evitar su daño, en ningún momento bajo carga llegamos a ver al disco tomar grandes valores de temperatura como pasaba en versiones anteriores como el Samsung 950.

También algo que no podemos dejar pasar y hay que también destacar es el software Samsung Magician que posee Samsung el cual es muy simple e intuitivo y permite al usuario de una forma muy amigable mantener optimizado tanto el sistema operativo como el disco, junto con posibilidad de protección del equipo y la información del disco con contraseña o encriptación.

Autor: Hernan Genaro Baner

Edicion: Renovatio Modding

Corrección: Mono Flores